martes, 12 de octubre de 2021

EL GOBIERNO DEL MAESTRO PEDRI CASTILLO (III)

CONSOLIDAR EL  GOBIERNO POPULAR PROGRESISTA

No hay duda que la llegada de Pedro Castillo y Peru Libre (PL), una propuesta de centro izquierda, al gobierno nacional  fue realmente sorpresivo y la lectura que hicieron los vencedores no fue la más acertada si tomamos en cuenta los acontecimientos que se han venido sucediendo.

Fue sorpresivo porque la brutal guerra sucia desatada por la derecha a través de sus medios de comunicación parecía que iba a lograr sus objetivos, de ahí los escasos 40 mil votos de diferencia con la candidata de la derecha. A lo anterior se sumaba la ausencia de equipos técnicos del partido que auspiciaba a Castillo, lo que propicio que a su alrededor se sumaran, para la segunda vuelta, personajes de otras tiendas políticas de centro y/o centro izquierda. Y el triunfo se dio pese a muchos obstáculos y limitaciones.

Pues bien, una vez con el resultado a su favor y realizada la proclamación y toma de mando, el primer paso tenía que ser el de CONSOLIDAR el gobierno popular frente a los afanes desestabilizadores de la derecha en su conjunto. Esta tarea correspondía, principalmente, al partido Perú Libre (PL) como tal y a su bancada congresal.

Sin embargo, la mala lectura de los acontecimientos o una miopía política hizo que en lugar de consolidar al gobierno y a su propia bancada en el congreso, el comportamiento de algunos dirigentes y militantes de PL demostró y lo siguen demostrando lo lejos que están de aplicar correctamente la política de alianzas y cooperación con fuerzas afines cuando no se cuenta con mayoría absoluta en el congreso y tampoco con un movimiento popular potente. Inclusive algunos han pretendido compararse con el gobierno del MAS en Bolivia. Es importante no confundirse cuando algunos hacen referencia a Bolivia de Evo Morales,  puesto que el ex presidente boliviano siempre conto con una mayoría absoluta en el congreso y un movimiento político fuerte y con gran capacidad de movilización, algo muy diferente a nuestra realidad.

Entonces, consolidar el Gobierno Popular de Pedro Castillo significaba, además, tener en cuenta la realidad objetiva en cuanto a la correlación de fuerzas con la derecha en los terrenos donde las reglas de juego de la burguesía aun controlan las decisiones. Un tema significativo debió ser el  ubicar como autoridades en las reparticiones públicas a personas que tengan un perfil que no se presten a cuestionamientos de ninguna especie, deficiencia que hasta hoy se observa  puesto que muchos de ellos presentan antecedentes que no garantizan idoneidad.

Consolidar el Gobierno Popular también significa ganar bases de apoyo, no solo en instituciones gubernamentales sino principalmente, en cada barrio, comunidad, sindicato, colegios profesionales, movimientos de mujeres, de jóvenes  y allí donde exista una organización popular, en la perspectiva de una no muy lejana implementación de una Asamblea Constituyente Popular. Dichas tareas tenían que haber sido planificadas e implementadas por el partido de gobierno junto a las fuerzas políticas con quienes han enarbolado el Plan de Gobierno del Bicentenario.

Sin embargo, reitero, lo sorpresivo del triunfo electoral y la mala lectura política del momento realizada por PL, principalmente, derivo en un primer Gabinete Ministerial cuya característica fue un trabajo desorganizado, con una falta de manejo político por parte del presidente del Concejo de Ministros y actitudes de miembros de PL  esforzándose por ponerse zancadillas entre ellos. Es decir en lugar de CONSOLIDAR el Gobierno de Pedro Castillo simplemente le facilitaban la tarea de demolición que venía desarrollando la derecha fascista.

El trabajo positivo de algunos ministerios no era suficiente para contrarrestar las deficiencias de otros, de tal manera que lo inevitable llego: el cambio de algunos ministros. ¿Podría decirse que el Gobierno de Pedro Castillo cedió ante la derecha?, aparentemente la respuesta seria afirmativa, sobre todo porque en el segundo Equipo Ministerial ya no figuran dos de los Ministros que habían sido los más cuestionados por la derecha y pretexto para ir cocinando la vacancia desde el congreso.

Definitivamente, este segundo equipo ministerial debe, en principio, ordenar el trabajo del ejecutivo de manera coordinada y mejorando los filtros para la designación de autoridades “de confianza” y en segunda instancia CONSOLIDAR  el carácter Popular Progresista del Gobierno de Pedro Castillo ejecutando acciones propuestas en la campaña electoral y que, dentro de las reglas de juego de la burguesía, se pueden dar cumplimiento de inmediato. Son tareas urgentes que posibilitaran preparar las condiciones para plantear un salto cualitativo posterior. (CONTINUARA)

10 / 10 / 2021.

MI PALABRA

Felipe Torres Andrade.

LIMA – PERU

domingo, 19 de septiembre de 2021

EL GOBIERNO DEL MAESTRO PEDRO CASTILLO: ( II )

 UN GOBIERNO POPULAR PROGRESISTA

Para quienes, como parte del movimiento popular, siempre hemos analizado el tema político con objetividad y ajenos a una distorsión de la realidad la candidatura del Maestro Pedro Castillo estaba lejos de significar una propuesta de cambio estructural revolucionario. Pero si, como ya lo explicamos en el comentario anterior, una reivindicación de los trabajadores a ser gobierno. Por esa razón es que en su momento planteamos la unidad de todos los trabajadores y el pueblo en torno a Pedro Castillo y su Plan de Gobierno del Bicentenario.

Conquistada la reivindicación a ser gobierno el  siguiente paso era actuar con la mayor inteligencia posible para consolidar su presencia en el Ejecutivo y desbaratar con hechos la campaña subjetiva en su contra orquestada por  la derecha fascista. Esto significaba darle al gobierno el carácter de Popular Progresista, porque  el estrecho triunfo electoral que en términos de números reales significa el respaldo de menos de la mitad de los votantes hábiles, nos mostraba lo imposible que sería implementar desde un inicio los cambios del modelo económico en temas de fondo, como el de una nueva Constitución en el corto plazo.

Además, al hecho de estar sometido a una “camisa de fuerza” que significa el estado de derecho que responde a intereses de la burguesía, sumándose a eso la mayoría derechista en el Congreso, entonces el gobierno de Pedro Castillo se ve “atado de pies y manos” en su afán de gobernar con mayor decisión  para las amplias mayorías desposeídas, principalmente, sin dejar de lado a los demás sectores de la población.


Pues bien, lo real y concreto es que aún se mantiene vigente el modelo económico neoliberal con un Gobierno Popular Progresista de centro izquierda. Y, exigirle al Maestro Pedro Castillo que ejecute medidas trascendentales que se salen del marco jurídico vigente seguramente será difícil de implementarse por la presencia organizada de la derecha fascista y un sector del pueblo manipulada por esta..

Lo que se advierte es que la vigencia del modelo con la Constitución apócrifa de 1993 más la mayoría derechista en el Congreso ha envalentonado a personajes y partidos que siempre han servido a los grupos de poder económico para que, sirviéndose de la gran prensa escrita y televisada, realicen acciones desestabilizadoras con el propósito de ir allanando el camino para un golpe parlamentario. Aunque, indudablemente tenemos que reconocer que, varios errores en la designación de autoridades y funcionarios intermedios con un perfil cuestionable favorece a los intereses de los opositores al gobierno. Aquí es donde tienen que jugar un papel importante el entorno cercano al Presidente Castillo y los dirigentes y militantes del partido Peru Libre. Sobre esto escribiremos en un próximo comentario.

Mientras tanto es importante que los Ministros desarrollen sus actividades vinculándose con los sectores organizados de base, ir  donde está el pueblo y los problemas que les aquejan, y con los involucrados tratar de encontrar las soluciones. Hay temas que dentro de este estado de derecho se puede enfrentar de manera favorable para el pueblo. De la mano con los sindicatos, con los movimientos sociales, con los colegios profesionales y otros sectores de base organizados este Gobierno Popular Progresista puede empezar a cambiar las cosas con paso lento pero seguro. (CONTINUAREMOS)

17 / 09 / 2021.

MI PALABRA

Felipe Torres Andrade.

LIMA – PERU

 

EL GOBIERNO DEL MAESTRO PEDRO CASTILLO ( I )

REIVINDICANDO A LA CLASE TRABAJADORA.

Durante la campaña electoral manifestamos que la confrontación política de cara al Bicentenario era pugnar por reivindicar a la clase trabajadora, aquella que por doscientos años ha venido siendo postergada por la clase dominante sin tomarlo en cuenta para cargos de gobierno como el de la presidencia de la república. Y, teniendo en cuenta que el Maestro Pedro Castillo representaba  esa aspiración no dudamos de respaldar plenamente su candidatura desde antes de la primera vuelta. Aquí, hay que reconocer que el Partido Perú Libre tuvo la agudeza política para considerarlo como su candidato pese a no tener una militancia de larga data en dicha agrupación.

Éramos conscientes que la tarea era muy difícil considerando que en este tipo de elecciones  los grupos de poder económico, estos que siempre han tenido influencia en los poderes del estado, generalmente son los que al final de cuentas determinaban que candidato debe ser elegido Presidente. Sin embargo en estas elecciones ese poder que siempre mostraron se quebró por que el Maestro Pedro Castillo supo “sintonizar” con los pueblos del Perú profundo y con la gente de las ciudades que desde buen tiempo han aspirado a tener un gobierno que represente auténticamente a  hombres y mujeres que quieren una sociedad más justa, más humana e inclusiva. Es decir, lo que toda persona de bien desea, desechando el egoísmo, el individualismo y la falta de solidaridad.  

Como es conocido, los sectores de la derecha más recalcitrante empezaron una campaña de demolición de su candidatura apenas se supo que pasaba a la segunda vuelta. Para ello utilizaron una serie de mentiras con respecto a su persona, no vale reproducir todo lo que la gran prensa manifestaba todos los días. Lo que importa es reconocer que esas mentiras logro convencer a mucha gente del pueblo pobre, oprimido y/o explotado, restando la posibilidad de que el triunfo del Maestro Castillo pudo haber sido con una mayor diferencia de votos que, fácilmente, hubiera facilitado llevar adelante las propuestas originales de campaña.

Definitivamente tenemos que reconocer que la elección del Maestro Pedro Castillo significa la reivindicación de la clase trabajadora en este momento significativo del Bicentenario, pero no debe quedar como un acto individual, debe ser la oportunidad de los trabajadores como clase para demostrar que si se tiene capacidad para gobernar el páis en beneficio, no solo de los grupos que siempre han usufructuado de los gobiernos de turno sino, de todos los peruanos en general.

El reto es saber si los que rodean al presidente Pedro Castillo tienen la gran capacidad de entender y enfrentar la realidad de manera dialéctica. Quiero considerar que si  pueden aplicando las enseñanzas de nuestro Amauta Jose Carlos Mariategui: “Sin calco ni copia, sino creación heroica”. (CONTINUAREMOS)

03 / 09 / 2021

MI PALABRA

Felipe Torres Andrade.

LIMA – PERU.

viernes, 3 de septiembre de 2021

ELECCIONES 2021 EN PERU: (XIX)

FRENTE A LA OFENSIVA DE LA DERECHA FASCISTA,

DESARROLLAR LA GRAN UNIDAD DEL PUEBLO

EN TORNO AL PRESIDENTE PEDRO CASTILLO.

La ofensiva de la derecha contra el ahora Presidente Pedro Castillo se inició apenas se supo que había pasado a la segunda vuelta de las elecciones generales. Luego de ser “invisible” durante todos los meses previos al 11 de abril a partir de esa fecha toda la gran prensa se empezó a ocupar del Maestro cajamarquino, pero con la intención de “destruir” su candidatura tratando de convertirlo en “enemigo” de la democracia.

Pero el verdadero temor de los grupos de poder económico, aquellos que siempre han manejado el estado a su antojo convirtiendo los actos de corrupción en algo “normal” y permitiendo que el  narcotráfico, el crimen organizado y la delincuencia común se entronicen en nuestra sociedad, era ver afectado sus intereses basados justamente en lo anterior, y que hizo que mantuvieran por mucho tiempo un sistema de vida que ha enriquecido a unos cuantos y empobrecido a la mayor cantidad de la población.

Pese a la gran campaña en su contra el Maestro Pedro Castillo gano las elecciones el 6 de junio, y a partir de entonces arrecio con más fuerza el odio visceral de los perdedores quienes poco a poco se fueron sacando las caretas de demócratas para mostrar su verdadero rostro fascista. Hasta antes del 28 de julio la Sra. K era la figura visible de la derecha unida, después de esa fecha antiguos dirigentes del Apra, Ppc y demás partidos neoliberales son los que han tomado la posta para convocar a marchas, principalmente en Lima, en contra del Presidente Castillo.

Definitivamente la derecha pretende seguir agitando las aguas en todo lugar, por eso no es extraño como han manejado el tema de las comisiones en el Congreso marginando, inclusive, a los congresistas docentes de la Comisión de Educación. Igualmente se nota un trabajo muy diligente del poder judicial cuando se trata de investigar a miembros de Perú Libre, lo que no está mal, pero si la estridencia y publicidad con que lo hacen, así mismo el alza de los precios del gas, de los artículos de primera necesidad y… cuando no, del dólar, todo eso por parte de los empresarios y especuladores.


Pues bien, frente a todo esto ¿qué debe hacer el sector del pueblo que aún confía en Pedro Castillo?. Se debe impulsar la  más amplia unidad política y social. Los dirigentes de Perú Libre tienen que entender que solos no podrán enfrentar esta arremetida fascista y mucho menos fortalecer la gobernabilidad del Maestro Castillo. Es importante recoger las experiencias de otros procesos. Y si el Frente Nacional por la Democracia y la Gobernabilidad jugo un papel muy importante luego de la segunda vuelta, se debe evaluar su continuidad pero ampliando el abanico de componentes, tanto como partidos u organizaciones sociales de base.

Ahora que hay posibilidades de demostrar que los excluidos por doscientos años podemos hacer algo en beneficio de la mayoría del país, y también por aquellos que nos negaron, es necesario ser coherente con lo propuesto en la campaña electoral. Pero, claro, siempre evaluando la SITUACION CONCRETA, LOS RIESGOS Y POSIBILIDADES DE ÉXITO.  Y cada acción a tomar debe ser con la participación de las organizaciones de base, solo así se podrá acumular las fuerzas necesarias para dar mayores pasos.

Por lo pronto una forma de enfrentar a esta derecha fascista es que el Presidente Pedro Castillo ubique, donde sea necesario,   personas con una ética y moral intachable que no arrastren desempeños cuestionables e igualmente no abandonar las calles. Que la derecha fascista no nos quite las calles.

(CONTINUAREMOS)

11 / 08 / 2021

MI PALABRA

Felipe Torres Andrade.

LIMA – PERU.

 

domingo, 25 de julio de 2021

ELECCIONES 2021 EN PERU: (XVIII)

¿QUE SE ESPERA DE PEDRO CASTILLO

COMO PRESIDENTE DEL BICENTENARIO?

Tenemos que ser conscientes que el triunfo de Pedro Castillo se ha dado dentro de las reglas de juego de la gran burguesía y de quienes han venido controlando, como clase, los poderes del estado teniendo su base legal en la Constitución apócrifa de Fujimori-Montesinos de 1993. Es decir, este triunfo no es parte de un proceso revolucionario.

Personalmente fuimos muy claros al respecto desde un inicio de la campaña electoral, Resumíamos, entonces,  que esta confrontación electoral, además de ser política significaba una lucha reivindicativa para los sectores del pueblo agrupados en el 75% de pobres, oprimidos y/o explotados del país, por esa razón remarcábamos que el respaldo al Maestro Pedro Castillo, representante de la clase trabajadora, significaba pugnar por dicha reivindicación después de doscientos años de gobiernos elegidos representantes de la clase explotadora.

Luego de circunstancias ya conocidas por fin se ha reconocido y convalidado legalmente los resultados de la elección del pasado 6 de junio convirtiendo al Maestro Pedro  Castillo en el Presidente del Bicentenario. Y lo que viene ahora es, precisamente, lo que preguntamos en el encabezado del comentario.

Tenemos que ser sinceros en reconocer que el partido Peru Libre no estuvo preparado para lograr esta gran victoria.  La ausencia de un Plan de Gobierno bien estructurado y la carencia de cuadros técnicos por cada sector es lo más notorio para esa afirmación, quizás esperaban tener un buen número de congresistas, mantener su inscripción y punto. Pero, la presencia de Pedro Castillo, dirigente magisterial que tuvo una destacada participación en la huelga magisterial del 2017, impulsada por las Bases Regionales del SUTEP hoy FENATEPERU, y el  gran respaldo de los maestros de todas las regiones del pais fue el “plus” que hizo que Perú Libre obtenga un resultado inesperado, realmente.

Pues bien, de liderar al sector magisterial hoy pasa a liderar a los más de treinta millones de peruanos, muchos de ellos, inclusive, que no confían y no creen en  él, algo con lo cual tendrá que lidiar desde el comienzo. Su capacidad de liderazgo tendrá que mostrarlo en la conformación de su primer gabinete, aplicar un filtro que pueda detectar a personajes que tengan antecedentes negativos en lo ético y lo moral, no permitir a quienes ya trabajaron con los gobiernos pro neoliberales, evitar la presencia de quienes habiendo ocupado cargos públicos como gobernadores, congresistas alcaldes, etc, hayan sido motivo de denuncias y criticados con fundamentos sobre malos manejos económicos.

Realmente la gran responsabilidad de ser el Presidente del Bicentenario y haberse comprometido, durante la campaña tanto en la primera y segunda vuelta, a lograr “no más pobres en un país rico” tiene que ser acompañado por un accionar certero del partido que lo catapulto y de las organizaciones naturales del pueblo que hicieron suyo su mensaje.

Es decir, esperamos que Pedro Castillo se convierta en el gran director de un conglomerado de pensamientos y acciones que aspiramos a cambiar las cosas a favor de la amplia mayoría del pueblo pero, de acuerdo a las circunstancias del resultado final, dentro de una camisa de fuerza que tendrá que ser superado con un trabajo mancomunado  de los que apostamos por el Maestro Pedro Castillo.

Esperamos que su innata capacidad para identificar a los  oportunistas y topos que lo rodean pueda servir para formar equipos de trabajo con gente verdaderamente honesta y con costumbres de aportar sin necesidad de obtener “coimisión” alguna.

Sabemos que la guerra está declarada por parte de la derecha fascista contra el Presidente del Bicentenario, trataran de generar división en el movimiento popular utilizando diferentes argumentos y boicot a las decisiones que pueda adoptar, sumándose a la impaciencia que pueden mostrar algunos sectores del pueblo por las limitaciones que las reglas de juego de la burguesía no le permitirá cumplir de manera inmediata. Así mismo trataran de comprometerlo en denuncias fabricadas con respecto a irregularidades económicas de la campaña, Es decir, es muy importante que la moral del Maestro Pedro Castillo tiene que estar fortalecida y eso solo podrá tenerlo si el movimiento popular, de manera organizada, se mantenga vigilante y predispuesto a ganar las calles si fuera necesario.

En definitiva, el pueblo espera que su líder se muestre como debe ser: trabajar con, por y para el pueblo, todo esto sin generar el culto a la personalidad  pero si el respeto a su liderazgo. ¿Estamos dispuestos a seguir caminando juntos?.

 24 / 07 / 2021

MI PALABRA

Felipe Torres Andrade.

LIMA – PERU.

 

 

 

 

 

ELECCIONES PERU 2021: (XVII)

EN EL AÑO DEL BICENTENARIO

PEDRO CASTILLO FUE PROCLAMADO

PRESIDENTE DE LA REPUBLICA.

El 11 de enero, cuando iniciamos esta serie de comentarios con respecto a las elecciones de abril 2021, decíamos que “…los dueños del gran capital, son los que siempre manejan a su antojo cada proceso electoral, fomentando la división del movimiento popular y, si pese a ello ven peligrar sus resultados, se apresuran en generar golpes de estado, ahora de diferentes características, con el solo interés de mantener sus p0rivilegios”.

El tiempo y los hechos transcurridos durante estos más de cuarenta días desde la segunda vuelta del 6 de junio pasado, nos dio la razón. No solo es el tema del respaldo masivo de la gran prensa a la candidata de la derecha, esta además la campaña de desprestigio contra el Maestro Pedro Castillo y la afiebrada denuncia de “fraude en mesa”.  Las dudas y vacilaciones de los entes electorales para actuar con firmeza y decisión, al no validar oportunamente el triunfo de Pedro Castillo, envalentono a la derecha al extremo de que llamaran abiertamente a un golpe de estado civil-militar.

 

Sin embargo la presencia en las calles de los que votaron a favor de Peru Libre, al comienzo de forma espontánea y luego de manera organizada, sirvió para que las autoridades de la ONPE y del JNE  no cedieran a la presión de la derecha teniendo en cuenta que no existía prueba alguna del supuesto fraude que alegaba la candidata derrotada. En esta oportunidad jugaron un papel muy importante las diferentes delegaciones de casi la totalidad de departamentos del país, quienes  se apostaron a las afueras del local del JNE.

La desesperación de los sectores más conservadores de la derecha nos mostró su rostro fascista clamando por la intervención de los militares a través de un golpe de estado. Sin embargo el nulo apoyo a esta aventura por parte del Departamento de Estado de EE. UU, les ha obligado a aceptar la proclamación realizada por el JNE del Maestro Pedro Castillo como Presidente de la Republica del Peru periodo 2021 – 2026.

Pues bien, como decíamos en anteriores comentarios, luego de doscientos años de estar gobernados por representantes de los grupos de poder económico nacional y extranjero, hoy asume la presidencia un trabajador de la escuela pública, reivindicando a la clase trabajadora.

La responsabilidad de Pedro Castillo es enorme, porque el pueblo pobre, oprimido y/o explotado al que representa no puede ver frustrado sus esperanzas de cambio y mejora de la situación que atraviesa la amplia mayoría del país. Es un gran reto para su próximo gobierno.

Pero, tampoco podemos perder de vista las intenciones de la derecha en su objetivo de desestabilizar al nuevo gobierno utilizando diferentes mecanismos, entre ellos no solo el golpe parlamentario sino otras acciones propias de quienes no quieren perder sus privilegios.. Frente a eso es importante que el movimiento popular de manera organizada y centralizada participe de las tareas que proponga el gobierno de Castillo para implementar los cambios económicos, políticos y sociales; entre estos la de mejorar la lucha contra el coronavirus covid_19 y alcanzar la  correlación de fuerzas a favor de la Asamblea Constituyente Popular para redactar una Nueva Constitución Democrática. Por el momento, no ceder al chantaje de la derecha  ni  de quienes quieren soluciones de la “noche a la mañana” es lo que marcará la diferencia con otros procesos   

(CONTINUAREMOS).

21 / 07 / 2021

MI PALABRA

Felipe Torres Andrade.

LIMA – PERU.

ELECCIONES 2021 EN PERU: (XVI)

¿LA DERECHA LIGHT SE SEPARA DE LA SRA.  K.?

 Sabemos que el fujimorismo (con el padre y la hija) siempre han representado a la derecha popular, emprendedores emergentes que piensan que por tener un puesto o carrito de ventas ya son “empresarios” y que, por lo tanto, ya no pueden pensar y actuar  como simples asalariados; no se dan cuenta que son parte del 75% de pobres, oprimidos y/o explotados del pais.  Y es que los grupos de poder económico, los de la derecha light,  les dieron ese falso status “social” con el solo propósito de tenerlos, precisamente, como base  social de apoyo.

En el terreno electoral la derecha ligth siempre juega varias fichas, incluyendo a los de la derecha popular porque son parte de la defensa del modelo económico, algo que realmente les importa más que otras consideraciones. Por eso, no es de extrañar que para la segunda vuelta del 6 de junio, toda la derecha en su conjunto cerró filas en torno a la Srra. K. Y el llamado de MVLL hizo que avergonzadamente muchos votantes ponían como pretexto “la defensa de la democracia” para votar a favor de la Sra. K. sabiendo muy bien que ese voto era a favor de la corrupción y por mantener el modelo económico neoliberal capitalista anti humano.

Ese respaldo incondicional se ha mantenido hasta hoy a sabiendas que lo que arguyen como fraude simplemente no existió, pero es parte de su objetivo mayor: deslegitimar y debilitar el triunfo del Maestro Pedro Castillo.

Sin embargo, la salida a la luz de los últimos “vladivideos” ha generado una reacción no muy favorable para la Sra. K. sus socios de los demás partidos de la derecha realizaron el sábado 26 de junio un mitin aparte  teniendo como el principal personaje a López Aliaga, quien se perfila como el nuevo engreído de la derecha ligth. Pero no podemos dejar pasar por alto que, muchos de los que respaldan a este bloque con marcadas características fascistas, son ex militares que firmaron el acta de sujeción a la dictadura de Fujimori y Montesinos, y sin embargo hoy aducen que son demócratas.

Pues bien, todo parece ser que la Sra. K ya cumplió su papel, y ahora los planes, siendo los mismos, podrían cambiar de protagonistas principales y la escenografía seria la del congreso de la república. Si bien la censura a la Mesa Directiva del congreso no prospero, sin embargo el nombramiento de los miembros del TC es uno de sus primeros objetivos que se complementaría con la elección del nuevo presidente del congreso encaminándose hacia otro golpe parlamentario.  

No hay duda entonces que, la proclamación del Maestro Pedro Castillo como Presidente del Peru por parte del JNE, no será una rutina más como las elecciones anteriores sino, posiblemente conlleve una declaratoria de “guerra” tanto de la Sra. K y por parte de toda la derecha fascista en contra del nuevo mandatario.

Por lo tanto, es imprescindible seguir fortaleciendo el Frente Nacional por la Democracia y la Gobernabilidad.

(CONTINUAREMOS)

01 / 07 / 2021

MI PALABRA

Felipe Torres Andrade.

LIMA – PERU